Buscar
  • Mireille Acquart

La moda, un tema superficial. ¿Cierto o falso?


“La moda es algo superficial, un tema banal y que no tiene cabida en la mesa de temas de importancia”, es una de las tantas frases que quienes trabajamos y/o disfrutamos de ella hemos escuchado.


Y es verdad. Lo es tanto para quienes trabajamos en este sector, como para los que nos ven de fuera y poco dicen importarles si una prenda es de tal o cual diseñador, al final, ellos visten lo que sea de marca o no, y más vale barato porque, al final… “es sólo ropa”.

Cuánto podemos equivocarnos por ignorar lo que hay detrás de cada producto que consumimos y que incluso producimos y comercializamos, como consumidores de moda, de tendencias o de rebajas y de cadenas -la que sea-.


La industria textil, de la confección y de la moda, son tres sectores: aquella que se encarga de la producción de fibras y telas y provee a subsectores; aquella que se dedica a la manufactura y acabados de las prendas, sin necesidad de ser productor de tendencias y alta costura, y aquella que sí produce diseño vanguardista, que promueve y lanza tendencias y posiciona marcas y diseñadores, la cual ha sido superficial durante muchos años, al pocos saber la realidad detrás tanto glamour.


Esta industria es la segunda más contaminante a nivel mundial (después de la industria petroquímica, y también se provee de ella para las fibras químicas) y una de las que mayores impactos negativos contra la sociedad inflige, [d1] debido a su poca regulación laboral y a que durante muchos años estuvo fuera de la vista de todos. Así que,sí podemos afirmar que la moda ha sido un tema superficial, pero cabe aclarar que más que de forma es de fondo.


La industria textil y de la moda es apasionante y llena de retos. Se encarga de vestir a los 7.500 millones (+) seres humanos que habitamos este planeta., ¿No suena fácil o sí? Imaginen la cantidad de fibras textiles necesarias para vestir a toda una población mundial y la cantidad de recursos energéticos necesarios para hacerlo posible.


Y para que midamos los impactos, les comparto algunos #FashionFacts:


  • Para fabricar una camiseta de algodón de 250 gramos de peso, son necesarios 2.900 litros de agua (del cultivo a su confección); para un pantalón de dénim (mezclilla) de 1kg, se requieren poco más de 11.000litros; mientras que para producir un kilo de trigo o de arroz son necesarios 1.500 litros, aproximadamente.

  • El sector algodonero consume el 25% de todos los pesticidas utilizados en la agricultura mundial y representa un gasto anual de aproximadamente 2mil millones de dólares en pesticidas químicos.

  • Hasta hace algunos años se calculaba que más del 30% de las áreas cultivadas destinadas a la producción de algodón se hace con semillas transgénicas, en el caso de Estados Unidos, este tipo de cultivo representa el 70% del área cultivada.

  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estimado que un tercio de las entre 500mil y 2 millones de víctimas de intoxicaciones agroquímicas en el mundo, son cultivadores de algodón, de los cuales aproximadamente 40 mil de los casos son mortales.

  • Los costos de mano de obra de la industria son de los más bajos debido a la deslocalización de los centros productivos y a las regulaciones laborales y de derechos humanos tan laxas en dichos países. Bangladesh ha tenido durante muchos años la tasa de salarios más baja (2.50UDS por hora) atribuyéndose a causas de discriminación por género, puesto que el 80% de su fuerza laboral está constituida por mujeres.

  • Pakistán, uno de los países productores de algodón más importantes concentra alrededor de 400mil [d2] niñas trabajando para la industria algodonera.

Y así pudiéramos seguir queridos lectores, con muchos más #FashionFacts; pero la idea de este artículo no es espantarlos, es sólo abrirles los ojos ante la realidad de la superficialidad de la moda. No se trata de si nos gusta portarla, usarla, vivirla, vivir de ella, o de presumir los 20 pares de zapatos nuevos o los cientos de relojes que coleccionamos. Se trata de saber qué es lo que usamos y qué es lo que hay detrás de cada pieza que adquirimos.


La superficialidad en la moda se da en todos aquellos que se visten y no saben de dónde viene lo que visten (esté de moda o no); la superficialidad está en diseñar sin consciencia de los recursos que se utilizan,; está en el momento que sólo pensamos en ensanchar el margen de ganancia sin importarnos cómo y qué sea necesario para lograrlo.


La moda es superficial cuando ignoramos que la moda es lo que te viste a ti y a mí, de rosa quartz, ice capuccino, Gris Oxford como la playera de la nueva colección Mark Zukerberg (creador de Facebook) con H&M (marca mundial de #fastfashion) o lo que encontraste disponible en el supermercado, en la tienda de la esquina, en el catálogo o en el centro comercial y sus miles de tiendas.


Toda la ropa, al final es ropa y viene de la misma industria y genera los mismos impactos. Entonces, profundicemos sobre qué es, cómo funciona y quién es la industria de la moda; tú como diseñador, como productor de alguna materia prima utilizada en esta industria, tú que trabajas como dependiente de una tienda, tú, empresario y tú, consumidor… evitemos que la moda sea superficial.

[d1]Todo esto es una redundancia, ya que todos denotan un aspecto negativo. Yo le dejatría así: “y una de las que mayores impactos negativos genera sobre la sociedad”

[d2]Me imagino que es 400mil?


#fashionfacts #whattowear #moda #businessoffashion

16 vistas

©2019 by The Sustainable Fashion Planner. Proudly created with Wix.com